La migraña es una enfermedad dolorosa e incapacitante que constituye un tipo de cefalea o dolor de cabeza, el cual va acompañado de náuseas, pérdida de la visión, dificultad para hablar, entumecimiento del rostro, entre otros.

De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) las personas entre 35 a 45 años suelen sufrir con mayor frecuencia esta condición, aunque puede presentarse a partir de la adolescencia.

Aunque los especialistas no han parado de estudiar sus causas específicas, la Clínica Mayo sostiene que la genética y los factores ambientales parecen jugar un papel importante.

“Los cambios en el tronco encefálico y sus interacciones con el nervio trigémino, una importante vía de dolor, podrían estar involucrados. También podrían existir desequilibrios en las sustancias químicas cerebrales, incluida la serotonina, que ayuda a regular el dolor en el sistema nervioso“, precisó el sitio especializado en medicina, tras apuntar que la alimentación también es determinante en la aparición de los dolores.

 

¿Qué alimentos producen migraña?

De acuerdo a neurólogos y nutricionistas, varios son los alimentos que pueden influir en la aparición de la migraña.

Entre los más comunes se ubican: el chocolate, el plátano, los frutos secos, los cítricos, los picantes, el queso añejo (especialmente el Cheddar), los lácteos y algunos aditivos como el glutamato monosódico, presente en numerosos productos procesados.

La Clínica Dávila, mediante su portal web, sostiene que existen otros causantes de este fuerte dolor de cabeza como:

  • Bebestibles a base de cafeína: entre ellos destacan el café, las bebidas energéticas y algunas gaseosas.
  • Vino tinto: presentan moléculas que surgen de la fermentación, como lo son los taninos o las tiraminas, causantes de dolor de cabeza.
  • Embutidos: En este tipo de alimentos, durante su fase de procesamiento, se utiliza alto contenido de nitratos y nitritos, sustancias antimicrobianas que se utilizan para favorecer la conservación del producto. La acumulación de estos en la sangre puede derivar en acumulación de óxido nítrico, que, junto a otras moléculas inflamatorias, pueden desencadenar dolor de cabeza intenso.


Papel de la histamina

La alta concentración de histamina en la sangre provoca, en gran parte, las migrañas. Esto se debe a la acción de la diaminooxidasa (DAO), una hormona que se encarga de metabolizarlas y cuyo déficit da lugar a grandes concentraciones de estas moléculas en sangre, causantes de los dolores de cabeza.

El nutricionista, Álvaro Sánchez, declaró que ante un déficit de DAO, se recomienda reducir la ingesta de productos ricos en histaminas, “que suelen ser los alimentos proteicos como embutidos, conservas de pescado, mariscos, pescados congelados y quesos”.

Otro alimento de consumo frecuente rico en histaminas es el cacao, presente en chocolate, dulces y la palta.

 

Fuente: https://n9.cl/2r65

 

Más Noticias